Una sociedad justa con los animales

A lo largo de la historia, los condicionamientos sociales han transformado las percepciones del ser  humano a tal punto de pasar por encima de la vida misma; esto refleja como la sociedad también es víctima de un sistema que homogeniza y  mercantiliza no solo la realidad social si no también la realidad de los animales, seres que durante la historia han sido explotados, degradados y conceptualizados como objetos.

 

Los animales se encuentran inmersos en una problemática de antropocentrismo, en una sociedad carente de altruismo, respeto y compasión por el otro. La población canina y felina ha creado vínculos emocionales con los humanos, pero no deberían ser los únicos incluidos en el círculo de misericordia; también hacen parte del reino animal las vacas, las gallinas, los peces, los corderos, los pavos, los cerdos y demás seres que, aunque poseen al igual  que el perro y el gato, un sistema nervioso, se han tildado “de consumo” y sentenciados a que minuto a minuto mueran bajo el débil argumento de la cadena alimenticia.

Esta fuerte realidad puede dar un giro positivo en la situación de los animales. Abrir los ojos y ser parte del cambio, es una opción válida e inminente. Informarse sobre lo que actualmente sucede con los animales, sobre la afectación que esto tiene en  el planeta y la sociedad, puede generar un acercamiento a la transformación tan aclamada en estos tiempos.

 

Optar por una vida ética y respetuosa con los demás seres, nos acerca a un nuevo mundo, a una sociedad mas equitativa con la naturaleza y con quienes habitamos en ella, nos entrega la tranquilidad y el amor que parece haberse evaporado entre tanta violencia.

 

Cuando la funesta situación de los animales, se vuelve una constante en nuestras vidas, el lamentarse no es el camino, por el contrario, si nos abanderamos de la situación, si somos parte de la solución y no del problema y si nos sentimos comprometidos con la liberación animal, calmaremos la sed de la injusticia, del dolor y lograremos visibilizar una problemática que golpea incesantemente.

 

El Veganismo, es una forma de vida que cualquier persona puede adoptar. Es un camino con múltiples opciones alimenticias y lo mejor, es una corriente que busca la convivencia armoniosa entre el animal humano y los animales de otras especies.

 

La verdadera revolución comienza en nuestros hogares, así que la invitación es a cambiar nuestros hábitos, a dejar una huella justa, honesta y trascendental, a incorporar en nuestro entorno de consideración y respeto a todos los animales, sin importar su especie, a luchar por una situación diferente en donde el animal sea visto como un ser sintiente y no como una mercancía, a convertirnos en veedores de un mundo mas justo para todos.
 

Please reload

Recientes
Please reload

Please reload

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

© 2020 Dario González González - GGDario | Reservados todos los derechos

  • Facebook Metallic
  • Twitter Metallic
  • Soundcloud Metallic
  • Pinterest Metallic